Wednesday, September 2, 2009

LA FRAGILIDAD DE LA DEMOCRACIA

Angélica Mora

Los países de América Latina están de nuevo experimentando un cambio visible en la corriente del electorado que elige sus poderes públicos, especialmente el Ejecutivo.
Los ciclos se combinan, en la medida en que el pueblo se desencanta con los hombres y mujeres que eligieron como Presidentes e incumplieron sus promesas, hechas en el frenesí de las campañas electorales.
Los períodos se suceden con la desilusión de los ciudadanos, quienes ven en el día de la votación una especie de venganza en la pieza de papel donde consignan su voto.
La ola izquierdista que barrió hace poco los gobiernos de derecha -que poco hicieron para satisfacer al pueblo- está hoy dando paso a una nueva tendencia moderadora en el gusto del electorado, cansado de la palabrería barata y atemorizado ante los regímenes rojos, que tienen su madraza en Cuba.
En el pasado reciente, El Club de los Dictadores fue sumando presidentes de América Latina gracias a los encendidos discursos de odio y acusaciones contra los pasados gobiernos y a las falsas promesas en juramentos de cualquier índole, con tal de tomar el poder.
EL FACTOR CHÁVEZ
Fue así como bastó que uno llegara a la Cima, para transformar la región en una pesadilla.
El arribo de Hugo Chávez a la Presidencia por los votos hace una década, fue como un cáncer que se extendió imparable por casi toda América Latina.
Comenzó con la injerencia y la ayuda sin límites del ex golpista venezolano, que con medios económicos y logísticos aconsejado por el régimen de La Habana, aupó a otros candidatos izquierdistas en campañas y plataformas electorales para hacerlos saltar de allí a los sillones presidenciales.
El ejemplo más subjetivo es recordar "El Caso del Maletín" en Argentina, en la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.
A través de resquicios y fallas en las Cartas Magnas estos gobiernos han desmantelado las libertades de sus respectivos países.
Para ello, han incorporado para sí los otros poderes y los han acondicionado a sus propios designios para no soltar el dominio adquirido.
Simplemente, los presidentes han pasado a ser dictadores.
Sin embargo, esa fuerza de cataclismo ha sido contraproducente y ha producido un alud insospechado que sus miembros no se lo esperaban.
Hay desencanto. El Eje Caracas-La Habana, el Socialismo del Siglo 21 y su aplicación en sus satélites ya no atraen a las masas y hoy sólo la fuerza mantiene a sus principales personajes en el poder.
Los dictadores más acérrimos de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, no soltarán prenda y sólo una “revolución dentro de la revolución” puede salvar a esas naciones de que sus gobiernos sean infinitos.
Son “Regímenes autoritarios que han barrido con todo vestigio de democracia y la han echado debajo de la alfombra, acomodándose arriba el Hombre Fuerte, quien reinará hasta que se muera.
Y ni eso librará a sus ciudadanos de su "maleficio rojo", porque siempre habrá un Raúl Castro nombrado como sucesor para que continúe, sin pensar siquiera el régimen en consultar con el pueblo.
Para estas naciones de gobiernos autoritarios, volver a la democracia real será una lucha frontal y sin cuartel -con todo en su contra- que puede desembocar tristemente en guerras civiles.
El resto de América Latina ha visto ese “peligro rojo y sus estrategias” y ha tratado de taponear la entrada a sus respectivos gobiernos eligiendo líderes moderados de centro izquierda, como Brasil.
Panamá buscó a un empresario como presidente y ahora Chile, que tiene eleccciones dentro de tres meses, muestra una clara tendencia a volver a escoger un mandatario derechista.
Honduras es el mejor ejemplo de este despertar a la razón de los pueblos.
Y es que la amarga lección ofrecida por el despótico Hugo Chávez como Jefe de Estado ha sido como un balde de agua fría en las conciencias del electorado, que no quiere repetir la triste experiencia de Cuba y Venezuela ni en la peor de sus pesadillas.

* Angélica Mora, periodista chilena, analista del portal La Nueva Cuba. Trabajó como jefa de corresponsales en Radio Martí.
Creó y dirigió el programa "Ventana a Cuba" en La Voz de América, VOA.
Periodista en varios medios de prensa hablada y escrita en Chile y Venezuela.
En Venezuela, fue presentadora y estuvo destacada ante el Congreso y el Palacio de Miraflores por Radio Caracas Televisión, RCTV. Fue periodista en el Diario El Nacional de Caracas.
En Estados Unidos fue corresponsal para RCTV y el Diario El Nacional. En 1984 recibió la condecoración Andrés Bello otorgada por el gobierno de Venezuela.
Hoy tiene dos blogs
Apuntes de una Periodista
http://angelicamorabeals.blogspot.com
y
Sucede Ahora
http://angelicamorabeals2.blogspot.com
Blogs que son reproducidos en varios portales y sitios en Internet de Europa, América Latina y Estados Unidos.

12 comments:

osvaldo raya said...

entonces el papel de nuestros blogs --los blogs comprometidos conla libertad-- es alertar al mundo de esta fragilidad de la democracia... la bloggosfera es trinchera y ayuda a revelar las grandes verdades expuestas en esta ponencia...esta reflexion y alerta deberia tener eco.... gracias angelica por tu participacion en el congreso y muchas felicidades por tu excelente ponencia...

Chez Isabella said...

Completamente de acuerdo con lo que dice Raya y también con lo que expone Angelica. Una de las mayores ventajas que ofrece escribir desde un blog es que se puede hablar sin mordaza. No hay que olvidar en qué se basa el principio de la democracia. Si nosotros mismos como ciudadanos no ejercemos y reivindicamos nuestros derechos de libre expresion, la democracia se viene abajo tomando esas demagogicas formas de populismo con las que la disfrazan en paises como Cuba y Venezuela.

Gracias al comité del CVI-B por haber extendido el plazo de entregas para las ponencias. Es muy interesante ir leyendo las comunicaciones a medida que se van publicando pues muestran los diferentes puntos de vista de cada autor y eso alimenta nuestras reflexiones.

Saludos cordiales y disculpen la falta de acentos en este teclado!

Javier Bazán said...

Se olvidó mencionar los guiños de Bachelet a Chávez.

Angélica Mora said...

Y a mi mencionar a Rafael Correa, Presidente de Ecuador,otro peligroso integrante del grupo lamebotas.

Angélica Mora said...

Muchas gracias Osvaldo, Chez Isabella y Javier por los comentarios.

@Julita said...

Que se puede decir de Angélica Mora?
Yo, que escribo para nuestros Blogs junto a otros amigos y familiares; siempre tengo por costumbre antes de redactar un Post, es entrar religiosamente al Blog de Angélica para palpar por donde va el Mundo de las Noticias.
Una periodista veraz, confiable y de prestigio.
Si a eso le unimos su lucha en favor de todos los que estamos sufriendo por nuestros pueblos y su postura vertical anticomunista.
Esta Periodista "con mayusculas" expone la noticia de una forma muy especial.Por eso ni comento su Ponencia porque se que cada dia en sus posts ya viene una Ponencia implícita.
Amiga Angelica gracias por el regalo que nos da cada dia.
Y gracias por ser un ser humano especial.
Lo palpe en su Post.."Como quisiera"
Y gracias por apoyar este Congreso desde el primer dia.
Un honor Señora tenerla en nuestro grupo y se lo digo publicamente.
Siempre solidaria!

Mery Larrinua said...

La democracia es frágil ante la miseria de los pueblos.

Angélica Mora said...

Julita, me dejó sin habla...Qué compromiso sus palabras.
Sólo le puedo decir, gracias, muchas gracias.

Politicamente Incorrecto said...

Mi hermana del alma, Angélica; es que no nos hemos dado cuenta que paralelamente a la metodología tradicional de infiltración del " Departamento América " del " Directorado General de Inteligencia " de Cuba, ellos iniciaron hace años un minucioso y muy bién pensado plan para no solo espiar a los Gobiernos democráticos, sinó para convertirse ellos mismos en esos Gobiernos y así lo han logrado en Venezuela, en Ecuador, en la Honduras de Zelaya y ......¿ En U.S.A. ?.......

Un Abrazo Iván

Angélica Mora said...

Iván,
así mismo es.
Los regímenes de línea socialista dura han usado la democracia para llegar al poder y al estar allí lo primero que han hecho ha sido desmantelarla, porque para ellos ya cumplió su propósito.
Los pueblos engañados por las apariencias de que "todo se hace por la Ley" han acudido a las urnas como los seguidores del Flautista de Hamelín, para caer al caldero rojo del comunismo.
Buen punto de vista, mi hermano querido, un beso para ti.

Liz said...

Definitivamente estoy de acuerdo contigo, mucha verdad expuesta. Es fragil la democracia. Se despierta al amanecer.

Angélica Mora said...

Liz, la democracia,, aporreada por la izquierda, aun está ahi, para alivio de los pueblos libres.
Cariños