Saturday, October 10, 2009

MAMBISAS

Ana Betancout

Autor: Ivan Curra

http://politicamenteicorrecto.blogspot.com/

Cada 10 de octubre conmemoramos los cubanos el grito más alto de rebelión por nuestra independencia, desde hace 141 años los cubanos recordamos y rendimos tributo a los grandes próceres de nuestra primera guerra por la libertad. Sin Céspedes, sin Agramonte, sin Perucho Figueredo, sin Sanguily, sin Martí y sin esa pléyade luminosa que abarca ambas grandes guerras del siglo XIX no se puede hablar de historia de Cuba.
Pero deslumbrados ante la descomunal estatura moral de estos caballeros, cegados por ese brillo incandescente de sus figuras e historias, a veces no vemos a quienes hicieron posible su trabajo, a esas grandes mujeres que al lado de sus maridos, sus hijos, sus nietos, sus hermanos, regaron con su sangre maravillosa la sagrada tierra de Cuba. A ellas quiero yo rendirles hoy tributo.
Cuando repasamos la historia de Cuba hoy, muchas veces lo hacemos desde la comodidad de nuestra biblioteca, en la sala de nuestra casa, sentados en un sillón contándoles a nuestros vástagos aquellas proezas; pero pongámonos por un minuto solamente en la piel de aquella época y sintamos lo que ellos y les aseguro que si visualizan bién, comenzarán a sudar frio. La bella manigua cubana es bella en fotos, pero la manigua cubana es terrible de vivir, llena de mosquitos, de lagunas insalubres de millares de insectos, de un calor espantoso, de una amplitud interminable, imposible de caminar sin machete en mano, además sumémosle estar perseguidos por un ejercito feroz de soldados y oficiales dispuestos a matarte sin contemplaciones. El Ejercito Mambí no era más que grupos de guerrillas que se convertía en ejercito por el valor de sus hombres, sin pertrechos, diezmado de enfermedades y heridos, con una impedimenta ó retaguardia que era un ancla pesadísima e imposible de abandonar a su suerte y sin la ayuda de las mujeres las tropas activas del Ejercito Libertador pronto hubiesen sido destruidas.
La mujer mambisa dejó de ser la docil ama de casa del siglo XIX, dejó de ser el adorno bello de la casa y se convirtió en el depósito de valor de ese ejercito, encargada de curar los heridos, de organizar el soporte de tropas, de transmitir órdenes como correos y salvaguardar las familias de los mambises frente a la crueldad de los españoles y los guerrilleros cubanos al servicio de España.
Vemos a la mujer como ese ser que inspira ternura, amor, vemos a la mujer como esa mitad del ser humano que calma con su dulzura el desespero del hombre ante las dificultades de la vida, ese bálsamo bendito sin el cual nos es muy dificil vivir; sin dejar de ser todo eso, se convirtió la mujer en la inspiración patriotica del hombre. La mujer cubana dió el ejemplo en el fragor del combate y ¿ qué hombre se queda atrás cuando ve que a su lado cabalga como una furia una mujer machete en mano contra una columna enemiga ? Nadie se queda rezagado y menos en aquellos tiempos cuando supuestamente la mujer estaba para tejer y tener hijos. Imagínense señores, aquellos machos-remachos guiados a la batalla por alguien que hacía solo unos días bordaba, bañaba chiquillos y servía de amable anfitriona de visitas ó recitaba poesías en el café del viernes en la noche.
Se convirtieron entonces en las Damas de la Guerra, en las Musas del Machete Mambí y nunca el toque de Adeguello sonó tan dulce.
Por eso honor a esas féminas como la Comandante Mercedes Sirven Pérez-Coello, las capitanas Adela Azcuy, Ana Cruz Aguero, Rosa Ma. Castellanos, Trinidad Logomasino, Ma. de la Cruz Noriega, Luz Palomares García, Isabel Rubio Díaz quien muriera en combate, a Catalina Valdés la oficial del Ejercito Mambí más veces herida en combate y muchísimas más. Claro también a íconos que póstumamente han sido consideradas con el grado de General del Ejercito Libertador como :
- María de la Soledad Betancourt Agramonte ( Ana Betancourt ), María Magdalena Cabrales Isaac, Mariana Grajales y Bernarda del Toro Pelegrín ( Manana ).
Recuperar lo que estas mujeres inspiraron en su momento y adaptarlo a los nuevos tiempos es fundamental, porque el pueblo que siente orgullo de sus mujeres es un pueblo invencible. Mujeres, sientanse orgullosas de su pasado que es la base del presente y allá y aquí las vemos, de frente, viviendo tiempos diferentes pero de frente a una dictadura tan cruel como la hispánica; ante este tipo de mujer, señores, ante este tipo de colosos, no nos queda otra que poner rodilla en tierra y besar sus plantas.

7 comments:

Javier Bazán said...

Nosotros en Chile tenemos una mujer que ayudaba los compatriotas en la independencia, mas no mujeres guerreras como ha habido en la Antigüedad. Como eran mujeres inteligentes no crecían en esa tontera de la discriminación positiva.

Mery Larrinua said...

Cuantos HOMBRES embellecen nuestra historia!!!

osvaldo raya said...

son las damas de blanco, las damas de la familia de antunez, las esposas y madres de los disidentes a las que le toca sufrir por la persecusion de sus hijos,las prisionaras politicas, las mujeres exiliadas que no paran un minuto de volverse la voz de las mujeres encarceladas... son tantas tantas tantas y la mujer que exiliada pero activa militante por la libertad.... Dios mio son tantas, las julitas sierra, las ilianas curra, las mujeres de mar por cuba, las ninoska, las cary roque... las nuestras y las que tambien son nuestras porque siendo chilenas o venezolanas u hondurenas estan al pie con las nuestras luchando por la libertad en cualquier trinchera... nuestras blohggeras, nuestras peridodistas incondicionales....las mujeres siempre las mujeres las madre de todo lo que tocan.... sin ellas cuba no tendria historia, sin ellas la libertad no se asomaria jamas en nuestros horizontes....la mujer que lucha sea de donde sea o donde haya nacido, la mujer que lucha por la libertad esta luchando por la libertad de todos los paises oprimidos y yo las cuento tambien como nuestras... he ahi que en este congreso han participado mas mujeres que hombres...

Proyecto Civico Cubano said...

Dijo nuestro Marti: "cuando la mujer, dulce y virtuosa, unge la obra con la miel de su carino, la obra es invencible"
Y ellas, desde Yara hasta hoy han dado muestra de esta verdad en la manigua, en las carceles, en las calles de Cuba. Las mujeres de FLAMUR, las Damas de Blanco y tantas otras rinden homenaje diariamente al 10 de octubre con su desafio civico al regimen. Por eso estamos seguros que algun dia, no muy lejano, podremos regresar a una patria libre y rendirles el homenaje que merecen todos nuestros heroes.

Politicamente Incorrecto said...

---La mayoría de nuestras mujeres guerreras eran mujeres intelectuales, médicos, profesoras, médicos en farmacia, inclusive la gran mayoría de ellas eran de alta alcurnia, de abolengo; pero de un solo machetazo le arrancaban la cabeza al más pinto de la paloma y de ellas me siento muy orgulloso, me reviento de orgullo, teníamos mujeres guerreras, aun las tenemos y aquí las honro, nuestras mujeres mientras más inteligentes, más filo le sacaban al machete mambí.

Angélica Mora said...

En mis contactos con la disidencia cubana siempre me llamó la atención la enorme valentía de sus componentes, que a sabiendas de la fuerza del enemigo se le enfrentan en una lucha tremendamente desigual.
Pero mi admiración mayor siempre ha sido para la Mujer cubana opositora, que hace valer sus derechos en un mundo sin derechos.
Admiro a la esposa, a la madre, a la hermana, a la hija...de los disidentes, codo a codo con ellos y luego con dignidad pidiendo su libertad cuando estos son encarcelados.
Ellas y las Damas de Blanco tienen todo mi respeto y admiración.

Iliana Curra said...

Muy bueno, Iván, felicitaciones. El documental "Mambisas" recoge mucho de esos nombres de mujeres que pelearon en los campos de batalla contra el colonialismo español, que alimentaban y cuidaban a los enfermos, que preparaban armamentos. En fin, que también eran la vanguardia de esa lucha para liberar a Cuba, una lucha que todavía continúa.